El mismo consta de unos 30 miembros además del padre del queso

En la Edad Media era normal que cada grupo de profesionales formara un gremio. Los portadores de queso formaron su gremio en 1593. El mismo consta de unos 30 miembros además del padre del queso. El portador de queso puede desempeñar diversas funciones.

Los almacenes

Dentro del gremio hay cuatro grupos activos, los llamados ‘almacenes’. Cada almacén tiene su propio color, a saber: rojo, verde, azul y amarillo; cada uno se compone de seis portadores de queso y un bolsero.

Los sombreros de paja, la pajarita y las andas son del color del almacén que representan. Sólo los contramaestres y los mozos llevan una pajarita. Todos ellos visten un traje blanco. El padre del queso está a la cabeza de cuatro almacenes y se le reconoce por su sombrero naranja y su bastón. Los portadores de queso lo llaman “paps”.

Cada almacén tiene su propia balanza (la misma se intercambia cada semana) donde se encuentra el “bolsero” para colocar los pesos en la balanza. En el mercado hay tres almacenes activos. Cada semana un almacén está “libre”. Los hombres del almacén libre tienen “servicio de carro”.

Ayudan a los lanzadores y cubren las ausencias de otros miembros
de los almacenes. Antes del comienzo del primer mercado del año se juega a los dados. El almacén que gane escoge la parte del mercado en la que quiere trabajar y una balanza.

A continuación ésta tendrá que intercambiarse. Anteriormente existía también un quinto almacén naranja y también 5 balanzas.

Usos, tradiciones y costumbres

Los portadores de queso son hombres amantes de sus tradiciones. Hay un reglamento interno, en el que se explica cómo se tienen que comportar y trabajar los que trabajan en el mercado. Aquí se describen algunas tradiciones y costumbres: Cada portador recibe, cuando se le asciende de ayudante a portador de queso, un mote. Así tenemos al «intérprete» que habla tan bien idiomas, «el válvula» que aparte de que no para de hablar también ayuda a revisar los motores, «nomeolvides» es un poco despistado y «la caña» es el que te pone la cervecita cuando se termina el mercado.  Ya contamos que los portadores de queso tenían que pagar una multa si llegaban tarde. El mote del portador que recoge las multas es muy apropiado, «el verdugo». Con una parte del dinero de las multas, el Gremio financia una escuela en la ciudad Alkmaar de Surinam. La otra parte se utiliza para la «noche de sobras». Según la tradición, los hombres se reúnen antes de la feria para que se les paguen sus honorarios, que se componen de 5 € «de sueldo» para el portador de queso, dos galletas rellenas para la madre o mujer para agradecerle que el traje del hombre esté de un blanco impecable y un bocadillo con mantequilla y queso para los niños. Pelearse, fumar o tomar alcohol durante el mercado de queso está estrictamente prohibido Así, también, está prohibido decir palabrotas, lo que puede suceder cuando se cae un queso de las andas durante su transporte. En lugar de decir profanaciones, los portadores de queso dicen “¡uil!” (¡lechuza!).  Si el padre del queso olvida su bastón o sombrero, los portadores del queso le gritan: «Padre, está desnudo».

Oficios del Gremio dentro del mercado

Ponedores (Zetters)

Llevan por la mañana temprano los quesos desde los camiones hasta el mercado. También cargan las andas. Llevan puesto un pantalón negro y una camisa azul.

Lanzadores (Ingooiers)

Una vez pesados los quesos, los lanzadores los cargan desde las andas en las carretillas de mano de madera y los llevan hasta los camiones. Se les reconoce por su pantalón negro y su camisa de color crudo.

Ayudante (Noodhulp)

Antes de que alguien se convierta en portador de queso tiene que ser primero ayudante durante dos años para poder entrar en el Gremio. El padre del queso y el contramaestre son los que lo deciden. El portador de queso adquiere además un sobrenombre.

Hombre fijo (Vastman)

Un portador de queso experto que trabaja en uno de los almacenes.

 

Bolsero (Tasman)

Se le reconoce por su bolsa de cuero negro a la cintura. Se encuentra al lado de la balanza. Antiguamente era él el que pagaba. Después
de pesar los quesos los sella con un visto (ü). El bolsero es el que lleva más tiempo de servicio.

Contramaestre (Voorman)

A la cabeza de cada almacén se encuentra un “contramaestre”, el miembro más viejo del almacén. También se le llama el “capataz”. Cada dos años
se elige un contramaestre del almacén. Lleva un escudo pequeño plateado con una línea del color de su almacén.

Padre del queso (Kaasvader)

El “padre del queso” está a la cabeza de cuatro almacenes. Se le reconoce por su sombrero naranja, su bastón negro con un adorno plateado y el escudo de Alkmaar en el pecho.

Mozo (Knecht)

El ayudante del padre del queso. Tiene que limpiar el baño y la acera que se encuentra delante del Edificio del Peso Público. También es responsable de colgar la campana de bronce, que tiene que pulir dos veces al año. Lleva un escudo diferente, unas andas con una pajarita plateada. Cada estación un portador de queso cumple esta función, con excepción de los contramaestres.

Escanciador (Bottelier)

Se ocupa de la comida y la bebida.

Preboste (Provoost) 

Se ocupa de cobrar las multas que los portadores de queso tienen que pagar si llegan tarde. Asimismo los anota en el tablón de la vergüenza.
Lleva un escudo diferente con unas andas y una pajarita estrecha encima. Su sobrenombre es el “verdugo”.

Las chicas del queso

Las chicas del queso trabajan promoviendo el queso en el mercado. La idea es original de la Oficina Holandesa de Productos Lácteos que también se encarga de la promoción del queso holandés tanto en Holanda como en el extranjero. El Departamento Holandés de Lácteos, responsable de la promoción del queso holandés, diseñó el famoso logotipo de la holandesita, una muchacha vestida con el traje tradicional holandés, el cual se convirtió en una muchacha de carne y hueso que en 1961 en Alemania fue bautizada con el nombre de Frau Antje, Señora Antje.

 

Desde entonces Frau Antje se ha convertido en una celebridad que aparece en campañas publicitarias y en acontecimientos importantes. En el mercado del queso de Alkmaar hay como mínimo, dos chicas del queso. Venden el "Kaasexpres" y algunas veces posan con los turistas en una foto.

Top